#EduExpandida: El Ratón Nómada

#Jerby

#Jerby

Cuando #Jerby, hubo encontrado ya una gran cantidad de cuentos, volvió a buscar a #Martes para preguntarle que podía hacer con ellos.

– En Isla Imaginada, los solemos guardar en la Gran Biblioteca -le respondió cuando le encontró.

Aunque en realidad, la Gran Biblioteca no es un lugar donde se guardan los libros, sino que se intercambian. Incluso pueden salir de vez en cuando de paseo ellos solos.

isla01

Imagen vía Pinterest

– Y todos los cuentos que hay allí, ¿los han encontrado en esta isla? -preguntó el ratón.

– Algunos, los han traído viajeros que ahora residen aquí -le respondió el bicho que todo lo lee-. Ven y te presentaré a uno de esos viajeros.

#Martes le llevó a la bahía donde habitaba #Salmón. Y entre los tres, comenzaron una alegre charla sobre los cuentos.

Isla Imaginada es un lugar donde te puedes encontrar cuentos con tal que pongas un poco de atención. Pero la imaginación se extiende más allá de la isla.

Aunque para eso, hay que convertirse en nómada.

Al ratoncillo, se le abrían cada vez más los ojos imaginando como sería aquello de ser nómada. Y ni corto ni perezoso, les dijo que a la mañana siguiente comenzaría su nomadeo por la imaginación.

#Martes y #Salmón se miraron con extrañeza y alegría porque, un día, también habían tomado aquella decisión; pero después de habérselo pensado mucho más.

Al día siguiente, se despidieron y el ratón comenzó a viajar por la imaginación.

¡Cuál no sería su sorpresa cuando un día apareció en un cuento de #Qamar! Y es que la imaginación tiene esas cosas: igual aparecen personajes en tus cuentos que tú apareces en los cuentos de otros personajes.

Con el tiempo y la imaginación, el tímido ratoncillo que quería a su luna se convirtió en un verdadero knowmad.

Si no escribes cuando no tienes tiempo, tampoco lo harás cuando lo tengas.

Anuncios

8 comentarios en “#EduExpandida: El Ratón Nómada

    • Supongo que te refieres al tiempo. La mejor forma de gestionar el tiempo es convertirlo en un personaje de tus cuentos.

      Como ahora el tiempo es líquido y femenino, por qué no le llamamos Clepsidra.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s