La Princesa Fea

BeaLa Colección Pudo haber sido así está ya a tu disposición.

Este cuento surge porque algunos de los comentaristas de este cuento de Martes se preguntaban que había pasado con la princesa fea.

Después de la boda de su hermana, la princesa Beatriz se dio cuenta enseguida de que aquella solución no le valía en su caso.

Así que reunió a los mejores emisarios del reino y les envió a todos los confines del mundo para que le trajeran algunas propuestas de otro reinos.

Poco a poco, todos fueron volviendo sin más alternativas que las puramente cosméticas, hasta que un día llegó el emisario enviado a las tierras medias de Oriente. Este le contó que, en el barrio más pobre de Bagdad, vivía un cirujano que parecía hacer milagros con sus pacientes que llegaban en las peores condiciones.

Y su fama se estaba extendiendo por todo el Oriente.

Así que Beatriz preparó un viaje a aquella ciudad con un pequeña comitiva.

Al llegar a Bagdad, le fue muy fácil dar con aquel cirujano puesto que era famoso en toda la ciudad. Su nombre era Amid y había sido cirujano de batalla.

La princesa fea tuvo que esperar un tiempo hasta poder hablar con él porque estaba muy solicitado. Cuando por fin pudo reunirse con él, le contó los detalles de su caso.

– Y de salud en general, ¿cómo te encuentras? -le preguntó Amid.

– Bien -le contestó Beatriz-. Sin apenas enfermedades reseñables.

– Te podría operar. Pero ten en cuenta que la inteligencia es uno de los dones humanos más bellos.

La princesa reflexionó sobre aquellas palabras y decidió quedarse con Amid para aprender sus técnicas quirúrgicas y ayudar a las gentes de aquel pobre barrio de Bagdad.

La fama de ambos llegó hasta todos los rincones del mundo y apenas nadie hacía ya referencia a la fealdad de la princesa.

Anuncios

10 comentarios en “La Princesa Fea

  1. ¿Sabes por qué es eso? Porque la miraban con gratitud y desde el corazón. Si miran solo desde los ojos, con ellos, lo que ven es mentira… la mayor parte de las veces. Hay que ir más allá del envoltorio.
    Qamar besis.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo siempre digo que me resulta curioso cómo a veces te parece guapa gente que antes te parecía fea, solo porque hay una gran amistad por medio. Yo creo que la simpatía, la amistad, el dia a dia, nos hace más bellos a todos jeje.

    Me gusta

    • Sra Jumbo, solemos pensar que solo el amor romántico produce estos efectos.

      Pero, como tú bien dices, cuando hay una amistad por medio, la belleza queda en un segundo plano.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s