La Luna de Verano

Mi musa,  la luna Qamar, se va a ir unos días de vacaciones de verano.

Ya sabes que las musas suelen aprovechar el verano para visitar al sol. Sin embargo, Qamar no necesita ese tiempo para visitar al sol -al que llama Helio– porque mantiene una extraña amistad con él.

lunamar

Gif vía Pinterest

Cuando le comenté que cómo me iba a apañar en su ausencia, me musitó que eso ya era cosa mía.

– Cuando me voy, me voy -sentenció.

Aunque parezca que ella y yo tenemos los mismos gustos, es todo lo contrario. Apenas coincidimos en nada, pero eso tiene sus ventajas.

Algunos pensarán que una musa que no piense como tú tiene que ser un gran inconveniente. Pero es todo lo contrario. Cuando musitamos sobre algún tema, nuestras opiniones divergentes -que no contrarias- permiten que un mismo cuento acabe de distintas formas en su blog y en el mío.

– No te importa que… -le intento preguntar algunas veces.

– Sabes que no me importa que acabes mis cuentos de otra forma -me adivina el pensamiento- siempre que dejes mi referencia.

Así que ya tengo un primer recurso para sus días de ausencia.

Puedo acabar un cuento suyo de otra forma.

Otra fuente inagotable de inspiración son sus comentarios en los espacios que compartimos, colaboramos,… o como cada cual quiera verlo. Como las opiniones no son iguales, dan pie a múltiples combinaciones; algunas de las cuales se acaban convirtiendo en cuento. Aunque, a veces, no tenemos muy claro en qué blog lo vamos a acabar publicando.

Y ya por último, ¿quién me impide a mí imaginar dónde estará pasando esos días?

Seguro que es un lugar azul. Puede ser una playa recóndita o esa galaxia azul que, en vez de un agujero negro, tiene un agujero blanco.

galaxiazul

Gif vía Pinterest

Y siempre me quedan sus recuerdos a los que nunca podrá acceder ninguna araña guglera.

La ausencia es un buen momento para el recuerdo.

Anuncios

11 comentarios en “La Luna de Verano

  1. Me ha encantado, Ratón 🙂 Si es que la luna es lo que es. ¿Para que la vas a cambiar? No lo lograrías.
    Y claro que te apañas sin la musa, ¡faltaría más! Además, sabes que siempre asoma su naricilla 🙂
    Qamarbesis, ratoner.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s