Pinoshko

Todo comenzó con este cuento de Martes de Cuento. Le pregunté entonces: ¿quién fue antes, Matryoshka o Pinocho?

– Supongo que Pinocho -me contestó el bicho que todo lo lee-. Collodi lo escribió en 1883 y, si hacemos caso a la historia de la muñeca, la primera se construyó en 1890.

– Entonces, ¿se podrían haber conocido?

– Eso ya te toca contarlo a ti.

Dándole vueltas a la cabeza, pudo haber sido así:

Durante principios del siglo XX, con el auge del transporte y las comunicaciones, se realizaron en Europa todo tipo de encuentros culturales y comerciales. Uno de los más singulares fue seguramente el Encuentro Pigmalión en una discreta isla de Chipre.

Había llegado a oídos de sus organizadores que ciertas creaciones humanas estaban cobrando vida y decidieron crear un encuentro para que se conocieran y saber cómo estaban viviendo esta situación.

Tienes que saber que dichos seres siguen creciendo hasta la edad adulta y luego permanecen con la misma edad durante un tiempo indefinido.

pinoshkoY así es cómo se conocieron Matryoshka y Pinocho; en el Encuentro Pigmalión. Enseguida, surgió entre ellos una profunda atracción y pidieron a sus creadores el poder seguir juntos.

Los creadores de estos extraordinarios seres estaban ya muy mayores y no les pareció mal la idea con tal de que cuidasen de ellos.

Cuando acabó el encuentro, creadores y criaturas hablaron con los organizadores sobre si conocían alguna otra isla de Chipre donde pudieran vivir alejados de miradas indiscretas.

No costó mucho encontrar una pequeña isla donde los artesanos de la madera vivieron tranquilamente hasta el final de sus días en compañía de sus queridas creaciones.

Sé lo que estás pensado: ¿Matryoshka y Pinocho tuvieron algún hijo? Pues sí, Pinoskhko. Con el tiempo, los medios de comunicación empezaron a poner en peligro su querida intimidad en la pequeña isla chipriota. Así que decidieron irse a vivir a Isla Imaginada donde puedes encontrarlos en su taller de ebanistería.

Anuncios

9 comentarios en “Pinoshko

  1. ¡Mira tú!
    Entre el huevo y la gallina, la Matryoshka y Pichono… En realidad, todo puede ser mentira. La muñeca porque siempre esconde secretos… y Pinocho porque le encanta no decir siempre la verdad…
    Me ha encantado.
    Qamarbesis.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Miro yo! No había caído en la cuenta de que Pinoshko se podría caracterizar por secretos que son mentira. Podría ser el mejor especialista del recontraespionaje. 😀 😀 😀

      Me gusta

  2. ¡Cuánta imaginación! Me hiciste reír apenas leí el título. También sigo a Martes de Cuento y enseguida hice la relación con el cuento de la muñeca. Muy buena entrada, la creatividad está a flor de piel. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s