La Oficina Cuántica

En una oficina cuántica, todo está hiperconectado.

Ahora que los ratones azules sabían que eran cuánticos, se reunieron un día para ver cómo podrían organizarse.

– Lo mejor sería montar una oficina y que uno de nosotros se encargue de ella con la colaboración de los demás -sugirió el primero-.

La idea fue acogida con entusiasmo. Ahora había que acordar quién sería el encargado de llevarla adelante.

– Propongo que sea #Jerby. Como tiene el nombre en su avatar, la gente no se liaría -propuso el segundo-.

– Además -secundó un tercero-, es quien suele contestar los comentarios.

Después de un ameno debate y viendo que no había más candidatos, se eligió a #Jerby para llevar la oficina.

Ahora, había que buscar un local.

Ratonet recordó que él tenía una casita digital en la ciudad y que la podía ceder a cambio de que estuviera bien cuidada. Desde que vivía con Garrampas en el campo, ya no la necesitaba.

Imagen de la Red

Una oficina necesitaría una secretaria. Pero, ¿dónde encontrar una que no se volviese loca con tanto ratón cuántico?

– Os presento a Erika -dijo #Jerby-. Me está ayudando en la organización de este blog de cuentos.

Todos se quedaron estupefactos aunque fuesen cuánticos.

– Erika -aclaró #Jerby- es una maga asistente. Por eso, puede aparecer en un blog cuando se habla de secretarias.

– Creo que puedo echaros un mano -sonrió Erika ante tantos ratones ojipláticos-. En peores saraos me he visto metida.

Veo que el blog está bien organizado -prosiguió- y que se contestan regularmente los comentarios. Así que el trabajo más gordo ya está hecho. Solo harían falta pequeños detalles a medida que este blog comenzase a coger fama. En cuanto al trabajo administrativo -refiriéndose a la oficina-, precisamente, ese es mi terreno.

Más tranquilizados, los ratones cuánticos comenzaron a contarle algunas de sus anécdotas. Erika las fue anotando cuidadosamente y le comentó a #Jerby que allí había ya material para nuevos cuentos.

9 comentarios en “La Oficina Cuántica

    • Lili, la semana que viene, esta Oficina Cuántica se va a transformar en una Oficina de Cuentos con su propia agenda y calendario.

      Déjanos una semana para que los ratones azules nos organicemos antes de poder organizar a otros seres reales o imaginados.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .