Las Brujitas Azul y Coruja

De cómo se conocieron las brujitas Azul y Coruja

Desde que aparecieron en este blog las brujitas Azul y Coruja, Ratonet no hacía más que darle vueltas para ver cómo se podrían llegar a conocer en un cuento ambas brujitas.

La cosa no era tan fácil porque ambas viven en islas.

Cosas de brujas
Azul

Azul vive en Isla Imaginada que queda a medio camino de ninguna parte y solo se puede llegar a ella cerrando los ojos y quedándose muy quieto y callado. Después de un rato, uno empieza a ver…

…al principio, solo se ven nubes blancas pero, poco a poco, se van abriendo claros y entonces vuelas sobre un mar azul, tan lleno de peces de colores que casi ni pueden nadar y a lo lejos divisas una pradera muy verde por la que corren multitud de seres extraños y en la que hay árboles cargados de frutas jamás vistas…

Coruja

Coruja vive en las Islas Canarias. Pasa más tiempo en una de ellas, pero sus habitantes no llegan a ponerse de acuerdo porque la ven continuamente por todas partes.

Parece ser que el nombre de las islas proviene del latín cannis (perros). Pero todavía no está muy claro si los perros originarios de Canarias eran grandes mastines o pequeños perros de raza autóctona.

En cualquier caso, parece que hay más acuerdo en que dichas islas tienen más que ver con perros que con ciertos pájaros cantores. Al menos, eso es lo que parece viendo el escudo de las islas.

Ratonet las había puesto en contacto por Twitter. Pero ellas querían algo más personal antes de la próxima Noche de Samhain.

Así que cada una elaboró por su cuenta el mejor conjuro que conocía para la imaginación con la intención de darle una sorpresa a la otra viajando a su isla.

No se sabe muy bien qué pasó,  si los conjuros interfirieron entre ellos o si Ratonet hizo alguna de las suyas. El caso es que aparecieron en este cuento y ya sabes cómo se conocieron las brujitas Azul y Coruja.


Imagen de Azul: “Blue Valentine” | Tanya Shatseva

2 comentarios en “Las Brujitas Azul y Coruja

  1. No importa el cuándo ni el cómo sino el por qué… y los motivos siempre son buenos cuando la cosa va entre brujitas y ratones 🙂 sobre todo si uno de esos ratones es de un maravilloso tono azul.Me ha gustado mucho cómo lo has planteado así que felicidades.
    Un beso enorme.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .