Las Extrañas Amantes | Escribir Jugando

Imagen de Lídia Castro

Microrrelato

En el Bosque Enamorado puede pasar de todo.

Pero no daré nombres porque algunas cosas todavía no están bien vistas por una parte de la sociedad.

Ellas se conocieron en un taller de lira y la música las unió. Hasta tal punto que se enamoraron la una de la otra.

Pero una de ellas mantenía un oscuro secreto: antes había sido hombre. Tras complicadas operaciones, consiguió un aspecto bastante femenino aunque su trato seguía siendo algo rudo.

Nada de eso importaba en el dúo de lira de las amantes acompañado de una infusión de madreselva.

Ratonet, 95 palabras sin el título

Relatuit

Escribir Jugando

Escribir Jugando es un espacio de escritura basado en juegos de mesa. Está pensado para todas aquellas personas a las que les gusta la escritura creativa y buscan una forma diferente y divertida para poner en práctica sus habilidades. (Lídia Castro)

Este es el desafío de noviembre y estas las reglas del espacio.

Quiero pedir disculpas a mis compañeras (la mayoría son mujeres) del espacio literario Escribir Jugando porque el mes pasado no les he podido atender como se merecen debido a que he estado ocupado preparando este Taller.

Imagen del Laboratorio Bibliovecinal

Puede parecer poca cosa. Pero si te digo que lo vamos a realizar en el Bosque Imaginado, la cosa cambia bastante.

Con el paso del tiempo, se ha establecido una bonita amistad entre los espacios literarios Escribir Jugando y Bosque Imaginado de tal forma que nos apoyamos mutuamente. Ten por seguro que los juegos de Lídia saldrán por algún lado en el Taller porque está dirigido a AFAs (Asociaciones de Familias de Alumnos/s) y hay que alimentar la imaginación de toda la familia.

También puede participar cualquier persona interesada.

Nota

Con este Taller, este modesto blog amplia su público a un público familiar.

9 comentarios en “Las Extrañas Amantes | Escribir Jugando

  1. El verdadero amor no conoce de estas cosas. Se siente y punto, ¿no te parece? Pero mira, ambas tienen una sensibilidad extrema y eso las ha llevado a unirse. Un paso hacia adelante.

    Has dado un giro a la carta, cogiendo los elementos para embaucarlos en otra historia completamente diferente a aquella..
    Un beso enorme.

    Me gusta

  2. Es cierto lo que dice Maga. El amor solo se siente, nada más. Las condiciones son imposiciones sociales, culturales, sistémicas… nada más lejos de lo que es el amor real, el incondicional.
    Un microrrelato precioso, Ratonet. Muchas gracias por tu aporte al desafío de este mes. Te mando un abrazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.