2

Ratonet y la Brujita Azul

Los ratones también se deprimen.

Este cuento viene de aquí.

Lo que había ocurrido con Valeria también había ocurrido con otros niños y niñas. Los dientes de leche permanecían debajo de la almohada al día siguiente tal como los habían dejado la noche anterior.

¿Qué le pasaría al ratón que los intercambiaba por regalos?

La brujita Azul voló rápidamente a la casa del ratoncito Pérez para ver qué le podría haber ocurrido.

Imagen vía Red

Esta vez, sí cogió la escoba y el sombrero en forma de capirote por si tenía que hacer alguna gestión de urgencia. Hay que cuidar las formas cuando se trata de asuntos graves.

Sigue leyendo
Anuncios
2

#imaginatuit

Un #imaginatuit es un tuit con imaginación.

Esta historia se me ocurrió después de publicar este tuit.

Twitter debe de ser una de las redes sociales más imaginativas porque hay que ver la que se lía a veces partiendo de tan pocos caracteres… Pero esa es otra historia.

Sigue leyendo

2

La Bruja Coruja (tuitera)

Hay brujas también en Twitter.

Ya te comenté que, un día de estos, te iba a presentar a la bruja Coruja. Y ese día ha llegado.

En su Twitter, puedes leer:

Analista del discurso, bruja escéptica, abierta de mente, ligera de cascos, amoral, hiperempática, profundamente feliz.

He estado rebuscando entre sus tuits y creo que este la define bastante bien.

Así que tendré mucho cuidado en llamarla decana de algo. Lo que sí me ha gustado es que se dedica a tanta cosa rara.

No sé si eso tendrá que ver con la imaginación o la creatividad. En cualquier caso, supongo que tendrá que ver con ambas.

Porque no me puedes negar que un ratón azul también es algo raro. 🐭

Mira este enlace si no sabes todavía quién es Ratonet.

Hay un detalle que creo que merece la pena que conozcas. Estoy utilizando el nuevo editor Gutenberg de WorPress y puede que este cuento salga algo raro. Precisamente por eso, creo que será del agrado de la bruja Coruja.

Sigue leyendo
2

Un Cuento Ciego

¿Sabes leer las paredes?

Tal vez, recuerdes El Cuento en Blanco de la semana pasada. No sé si es porque las arañas gugleras estaban juguetonas especialmente esos días por lo que me apareció este tuit.

Enseguida pensé que esas niñas se merecía un cuento por la imaginación que le estaban echando al asunto.

cuento en braille

Pero esta semana me he planteado que casi tendría que ser al revés:

No sé si nosotros nos merecemos a esas niñas.

Sigue leyendo

2

El Cuento en Blanco

Mi musa es una luna azul.

Se dice que el principal problema de un bloguero es la página en blanco.

No olvides que este es un blog de cuentos.

Pero yo tengo una ventaja en este blog porque mi musa es una lunita azul.

Al tener como musa una lunita azul, nunca me quedo en blanco. Bueno, sí me quedo en blanco cuando la veo; pero luego todo fluye cuando estoy ante la página en blanco.

Contrariamente a lo que hacen otras musas, la mía no me musita nada. Se pone a mi lado, a mi vera, para ver lo que escribo. Paradójicamente, su sola presencia hace que las palabras surjan por si solas en el papel… en mi caso, en la pantalla del ordenador.

Cuando no está a mi lado, está allá arriba, en lo alto, y siempre me acompaña en mis viajes por largo y raro que sea el recorrido.

A veces, la lío; pero sus nudos son tan bonitos que me inspiran nuevos cuentos.

Así que, de una forma u otra, siempre me sirve de inspiración haga lo que haga yo y ella.

Sigue leyendo

4

Cuentos a la Luna

Este blog le cuenta a la luna.

Como has podido observar, este blog ha cambiado de subtítulo:

Cuentos a la Luna

Qamar

Como sabes, la luna de este blog se llama Qamar y lleva este precioso blog.

También sabes que una vez se puso malita, pero ya se ha recuperado.

Ahora, además de estar sana como una manzana, quiere ser libre:

  • de leerme o no
  • de publicar o no
  • de comentarme o no

Por eso, verás que algunas veces no aparece en la zona comentarios.

Y aunque a veces la echo de menos, prefiero que se así.

Esto me ha recordado la obra de un bululú que se titulaba El Traje de la Luna.

Sigue leyendo

0

Un Cuento de Viajes

Lo mejor de un viaje es contarlo.

Este cuento viene de AQUÍ.

El caso es que, entre unas cosas y otras, el ratoncito no empezaba nunca su viaje fuera de Isla Imaginada. Si es tan divertido preparar un viaje como realizarlo y lo mejor de un viaje es contarlo, ¿había necesidad de pasar fatigas y sufrimientos?

Por ejemplo, pensó en un viaje en bici por tierras desconocidas.

Imagen de la Red

Aprender los conocimiento para desmontar y montar una bici, distribuir el peso de los bultos del viaje de forma equilibrada, llevar lo suficiente para sobrevivir en espacios deshabitados y muchas, muchas más cosas que aparecían en su agenda de viajes cada vez que ponía una nueva etiqueta.

Sigue leyendo