4

El Hada y el Robot | Escribir Jugando

Microrrelato

El enemigo del hada estaba agotando el poder de esta.

Con las últimas fuerzas que le quedaban le lanzó su último encantamiento y quedó muy confusa con el resultado.

El hada estaba desconcertada… su varita mágica le había jugado una mala pasada esta vez. Y realmente era una pasada porque había convertido a su enemigo en algo que no se inventaría hasta el siglo XX: un robot.

La música lejana de un violín suavizó la situación porque el robot comenzó a bailar al ritmo de la melodía.

Ratonet, 87 palabras sin el título

Sigue leyendo
12

El Ciervo de Malaquita | Escribir Jugando

Microrrelato

Paseando por cierto Bosque me encontré una especie de amuleto de malaquita que tenía grabada la cabeza de un ciervo.

Mi primera intención al llegar a casa fue buscar en Google que podrían significar los símbolos de ciervo y malaquita para algunas culturas indígenas.

Pero luego pensé que era mejor observar si aquel amuleto cambiaba en algo mi vida.

Nunca llegué a saberlo. Lo que sí supe es que observar con atención me facilitaba la vida y que mi planta de la abundancia estaba mejor cuidada.

Ratonet, 86 palabras sin el título

Sigue leyendo
17

La Espiral del Tiempo | Escribir Jugando

Microrrelato

La espiral del tiempo se iba cerrando cada día más y más.

Daba la sensación de que los científicos estaban atrapados entre los engranajes de un enorme reloj y esto hacía que el tiempo no pareciera avanzar.

Un asteroide se había salido de su órbita y amenazaba con llegar a la Tierra en pocas semanas. La Tierra se encontraba en su Tercera Guerra Mundial.

Contra toda lógica imperante en ese momento, algunas naciones decidieron por su cuenta y riesgo apuntar todos sus misiles nucleares a la trayectoria probable del asteroide.

¿Qué podría salir mal?

Ratonet, 94 palabras sin el título

Sigue leyendo
14

La Muerte del Unicornio | Escribir Jugando

Microrrelato

El unicornio agonizaba por la falta de imaginación humana.

Recordó sus buenos tiempos de la Edad Media donde aparecía en numerosos relatos de todo tipo junto con otros seres fabulosos.

Se reclinó para calmar su fatigado cuerpo sin darse cuenta de que lo hacía sobre unas plantas de alhelí que le tranquilizaron sobre su incierto futuro.

Algo más calmado se percató de que cerca se encontraba un amuleto realizado con cierta piedra azul y comenzó a escuchar sus susurros sobre otros planos del universo que no eran humanos.

Entonces, decidió viajar por uno de ellos.

Ratonet, 95 palabras sin el título.

Sigue leyendo
6

Copa tras Copa | Escribir Jugando

Microrrelato

Copa tras copa, el tiempo parecía detenerse.

En su delirio de alcohólico, su sombrero se iba convirtiendo en un enorme lapicero de punta blanca con el que podía escribir en la oscuridad en la que estaba sumido.

De pronto, como catapultada, apareció esa idea que tanto buscaba para su próximo relato.

Corrió a su casa para anotarla pero solo pudo derrumbarse sobre la cama.

A la mañana siguiente, no recordaba nada de la noche anterior.

Ratonet, 75 palabras sin el título

Sigue leyendo
16

Pentáculos | Escribir Jugando

Microrrelato

Los pentáculos de la sala no auguraban nada bueno. Todavía se preguntaba cómo había llegado a aquel lugar.

Los trémulos chopos que se veían por una de las ventanas tampoco tranquilizaban la situación.

Sabía que no era un sueño porque su brazo cíborg le daba datos de vigilia. Empezó a tranquilizarse cuando los pentáculos mostraron señales humanoides.

Poco a poco, su brazo comenzó a comunicarse con los pentáculos y todo comenzó a estar como de costumbre.

Ratonet, 76 palabras sin el título

Sigue leyendo
14

El Ratón y el Búho | Escribir Jugando

Microrrelato

n escalofrío recorrió la espalda del ratón cuando vio el desafío de enero 2022.

Un búho nival lo miraba fijamente desde la carta.

Los signos solares de la Dama sobre la que iba le hicieron recordar a su querida musa, la lunita Qamar.

En principio, pensó en construir una casa de ladrillos para protegerse. Pero el invierno no es precisamente la mejor época del año para la construcción.

Luego, el frasco que acompañaba a la carta le trajo a la memoria su amistad con la Bruja Coruja*. Si pudo ser amigo de una lechuza, también podría serlo de un búho.

Ratonet, 100 palabras sin el título

Sigue leyendo
21

El Naufragio de Ratoner | Escribir Jugando

Imagen de Lídia Castro

Microrrelato

atoner estaba a punto de naufragar en la Red.

Su Bosque Imaginado no tenía nada que hacer en un mundo donde se estaba perdiendo la imaginación a chorros.

Su querida musa, la lunita Qamar invocaba todas las noches a los espíritus del Bosque en un vano intento de que su fantasía no corriera la misma suerte.

En un último esfuerzo, acordaron conectar sus ordenadores* para ver si encontraban algo por pequeño que fuera en la Red…

… Y así es cómo encontraron Escribir Jugando donde pudieron recuperar su imaginación y fantasía.

Ratonet, 94 palabras sin el título

Sigue leyendo
9

Las Extrañas Amantes | Escribir Jugando

Imagen de Lídia Castro

Microrrelato

En el Bosque Enamorado puede pasar de todo.

Pero no daré nombres porque algunas cosas todavía no están bien vistas por una parte de la sociedad.

Ellas se conocieron en un taller de lira y la música las unió. Hasta tal punto que se enamoraron la una de la otra.

Pero una de ellas mantenía un oscuro secreto: antes había sido hombre. Tras complicadas operaciones, consiguió un aspecto bastante femenino aunque su trato seguía siendo algo rudo.

Nada de eso importaba en el dúo de lira de las amantes acompañado de una infusión de madreselva.

Ratonet, 95 palabras sin el título

Sigue leyendo
8

Micro Slow | Escribir Jugando

Microrrelato

Ha sido una semana de locura.

Varios entrenamientos de los más diversos temas en distintas plataformas de la red.

Para colmo, hay que meter un frasco, un escarabajo y unas huellas dactilares en un micro.

Menos mal que este espacio literario es distinto y aquí no impera ninguna de las reglas de la lógica.

Así que tengo total libertad para combinar los elementos de cualquier forma y manera. Incluso puedo cambiarlos siempre que guarden cierta relación con los originales.

Es una tranquilidad que haya espacios así.

Ratonet 86 palabras sin el título

Sigue leyendo