6

Comprensión | Escribir Jugando

Microrrelato

De pronto, ocurrió.

Todo lo que llevaba tiempo sin entender, ahora estaba más claro y lúcido en su mente.

Sabía que encontraría la llave de la comprensión cuando cruzase aquel puente de flores.

Al otro lado del puente, se encontraba un alerce que le dio la confianza de la que carecía en días anteriores.

Lo curioso es que ya contaba con todas las habilidades necesarias, pero no había sido capaz de combinarlas hasta ese momento.

Mientras cruzaba el puente, se dio cuenta de que el camino hacia la comprensión era tan importante como la comprensión misma.

Ratonet, 96 palabras sin el título

Relatuits

Sigue leyendo
4

El Mundo en Dos | Escribir Jugando

Imagen de Lídia Castro

Microrrelato

El Samurái había llegado a Shokunin*.

Su sola presencia en una batalla hacía que el enemigo se retirase con una señal de admiración.

La paz se acabó imponiendo en el imperio del sol naciente. Y aunque el Samurái no era el Emperador, este no hacía nada sin consultarle.

El Samurái preparó durante años su último golpe con la katana. Cogió un mapa de su mundo conocido y lo dividió en dos… por el filo del mapa. En la parte superior, quedaron los Shokunin como él.

En la parte inferior, otros artesanos que desarrollaron el arte del dolce far niente.

Ratonet (99 palabras sin el título)

*Shokunin significa no solo tener habilidad técnica, sino que también implica una actitud y conciencia social … una obligación social de trabajar lo mejor posible por el bienestar general de la gente, una obligación tanto material como espiritual.

Sigue leyendo
8

La Diosa Madre Tierra | Escribir Jugando

Imagen de Lídia Castro

Microrrelato

Hoy es el día de la madre.

Pero mucha gente se olvida de la gran madre, la madre de las madres, la diosa madre Tierra.

Algunos infelices, por no llamarles como estás pensando, todavía protestan cuando no pueden llevar a sus hijos por la mañana en coche hasta la puerta de los colegios.

No sé si se darán cuenta de que, con el coche, también llevan la contaminación a los centros escolares.

Puede que les viniera bien una infusión de Agrimony*.

Ratonet, 81 palabras sin el título

*Agrimony: Flor Indicada para personas que son muy alegres en apariencia, pero que sufren por dentro.

Sigue leyendo
9

La Historia del Tiovivo | Escribir Jugando

Imagen de Lídia Castro

Microrrelato

El dueño del carrusel de animales fantásticos había muerto.

Prepararon su entierro y, como último homenaje, acordaron que la comitiva fúnebre pasase cerca del carrusel.

Y cuando esto ocurrió, una mano trémula salió de la caja de pino. Todos los ojos se dirigieron a esa mano al grito de: ‘Ese tío está vivo’.

En seguida, todas las máquinas de escribir de los diarios echaban humo para hacerse eco de la noticia.

El dueño se recuperó y cambió el nombre de su carrusel por el de Tiovivo aprovechando la fama de lo ocurrido

Ratonet, 92 palabras sin el título

Ya me hubiera gustado crear un micro como este, pero solo es una adaptación de esta leyenda de Madrid al desafío de este mes.

Sigue leyendo
7

El Alambre de Rosas | Escribir Jugando

Microrrelato

Fue uno de los inviernos más duros en el Bosque Imaginado.

El frío congelaba hasta la imaginación y muchos intrusos se habían colado dentro.

Cuando el tiempo amainó, sus habitantes se reunieron para ver qué podían hacer si volvía a ocurrir algo parecido.

En lo primero que pensaron fue en rodearlo con alambre de espino. Pero Garrampas repuso que un Bosque rodeado de alambre de espino perdería todo su encanto.

Así que, después de unas cuantas llamadas a través del teléfono cuántico, se consiguió en un tiempo prudencial rodearlo con una tupida rosaleda.

Ratonet, 93 palabras sin el título.

Sigue leyendo
15

Castillos en el Aire | Escribir Jugando

Microrrelato

Bosque Imaginado voló como un castillo en el aire llevando con él todas sus ideas.

¿Habrá servido de algo?

Un castillo en el aire es un imán para atraer ideas.

Pero, ¿qué se hace luego con ellas? ¿se dejan volar hasta que desaparezca con él? ¿o se puede ir guardando en un papel para retomarlas en otro momento de lucidez?

Soñar está muy bien mientras tus sueños no te impidan ver la realidad.

Ratonet, 73 palabras sin el título

Sigue leyendo
7

Un Bosque en una Gota | Escribir Jugando

No, Pedrito. Un bosque no cabe en una gota de agua -le decía su madre-.

¿Y en un frasco? -replicaba el niño-.

Pedrito era un niño tan pequeño que, sabiendo que los bosques necesitan agua, pensaba que, en cada gota de agua, había un pequeño bosque que luego crecía.

Cuando Pedrito creció y era ya Pedro, encontró esta frase de Bécquer:

Quien tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.

Y entonces, se le encendió una pequeña bombilla en su mente.

Ratonet, 84 palabras sin el título

Escribir Jugando

Escribir jugando es un reto de escritura basado en juegos de mesa. Está pensado para todas aquellas personas a las que les gusta la escritura creativa y buscan un reto diferente y divertido para poner en práctica sus habilidades. (Lídia Castro)

Sigue leyendo
9

Esquizotopía Bloguera | Escribir Jugando

Ratonet estaba perdido.

Había participado en un taller de blogs con nombres de Bosques. Y unas veces aparecía él en los textos.

Y otras, alguno de sus amigos cuánticos… ya no sabía dónde estaba.

Se sentía como el pirata Barbarroja cuando entró en el Fiddler’s Green* y su tesoro estaba oculto en una estructura metálica para la que no servía su pala de toda la vida.

Para eso -pensó Barbarroja-, más me hubiera valido acabar en el Palacio de las Mareas.

¡Vaya -se dijo Ratonet-! Parece ser que hay más gente con problemas de ubicación en los blogs.

Ratonet, 98 palabras sin el título.

* Fiddler’s Green.- Paraíso de marinos y piratas.

Sigue leyendo
9

La Moneda del Ratón | Escribir Jugando

Este relato comienza donde acaban otros: el zorro había cazado al ratón.

Pero no a un ratón cualquiera. Era un ratón que tenía una moneda del ratoncito Pérez con la que pensaba cruzar el río Aqueronte más tranquilamente.

Cuando estuvo frente a Caronte, le ofreció la moneda. El anciano no supo esconder una sonrisa cuando leyó en su parte posterior:

Vale por un diente.

Se llevó tal alegría que condujo al ratoncito a una salida oculta donde estaba aparcado un viejo Ford T.

– Esta vez te libras… Ten más cuidado la próxima vez.

Ratonet, 93 palabras sin el título

Sigue leyendo