2

Ratonet y la Imaginación

A veces, Ratonet ya no sabe quién es.

Con la nueva reorganización de este blog, Ratonet estaba más tranquilo que en temporadas anteriores.

Ahora, todo parecía más sencillo: su querida novia, la ratita Garrampas; su querida musa, la lunita Qamar; y su querido bosque en Isla Imaginada. No necesitaba nada más para ser feliz.

Incluso, los vagos recuerdos de su origen en la Galaxia de los Ratones ya no le inquietaban como antaño.

Galaxia de los Ratones

Pero un día, le da por comenzar una de esas interminables charlas que mantiene con Qamar sobre la imaginación y todo su mundo comienza a desmoronarse de nuevo.

Sigue leyendo
Anuncios
2

Ratonet y la Brujita Azul

Los ratones también se deprimen.

Este cuento viene de aquí.

Lo que había ocurrido con Valeria también había ocurrido con otros niños y niñas. Los dientes de leche permanecían debajo de la almohada al día siguiente tal como los habían dejado la noche anterior.

¿Qué le pasaría al ratón que los intercambiaba por regalos?

La brujita Azul voló rápidamente a la casa del ratoncito Pérez para ver qué le podría haber ocurrido.

Imagen vía Red

Esta vez, sí cogió la escoba y el sombrero en forma de capirote por si tenía que hacer alguna gestión de urgencia. Hay que cuidar las formas cuando se trata de asuntos graves.

Sigue leyendo
0

La Imaginación y Tú

Tienes imaginación… y lo sabes.

Este cuentopinión surgió de una frase de una conversación con mi querida musa, la lunita Qamar.

Siempre me han llamado la atención las personas que dice que no tienen imaginación. Sin imaginación no podríamos ni salir a la calle porque, antes de salir, imaginamos que la calle sigue allí desde el día anterior.

Imagen vía Pinterest

Sigue leyendo

6

Ratonet 18-19

Ratonet va a llevar este blog durante esta temporada.

Ratonet surgió inicialmente como una sección de Isla Imaginada dedicada a la narración digital.

Imagen de la Red

Poco a poco, se fue convirtiendo también en un personaje de este blog. Incluso, fruto de la imaginación de Qamar tiene una novia: la ratita Garrampas.

Garrampas

Como sabes, la principal característica de Garrampas es que daba calambres cuando se la tocaba hasta que el ratoncito le hizo un colgante con una orgonita.

Verás que hay un baile de nombres en algunos cuentos; la imaginación es lo que tiene.

Para la temporada 18-19, Ratonet se va a hacer cargo de este blog. Aunque el resto de ratones azules le seguiremos echando una mano.

Sigue leyendo

2

El Cuento en Blanco

Mi musa es una luna azul.

Se dice que el principal problema de un bloguero es la página en blanco.

No olvides que este es un blog de cuentos.

Pero yo tengo una ventaja en este blog porque mi musa es una lunita azul.

Al tener como musa una lunita azul, nunca me quedo en blanco. Bueno, sí me quedo en blanco cuando la veo; pero luego todo fluye cuando estoy ante la página en blanco.

Contrariamente a lo que hacen otras musas, la mía no me musita nada. Se pone a mi lado, a mi vera, para ver lo que escribo. Paradójicamente, su sola presencia hace que las palabras surjan por si solas en el papel… en mi caso, en la pantalla del ordenador.

Cuando no está a mi lado, está allá arriba, en lo alto, y siempre me acompaña en mis viajes por largo y raro que sea el recorrido.

A veces, la lío; pero sus nudos son tan bonitos que me inspiran nuevos cuentos.

Así que, de una forma u otra, siempre me sirve de inspiración haga lo que haga yo y ella.

Sigue leyendo

4

Cuentos a la Luna

Este blog le cuenta a la luna.

Como has podido observar, este blog ha cambiado de subtítulo:

Cuentos a la Luna

Qamar

Como sabes, la luna de este blog se llama Qamar y lleva este precioso blog.

También sabes que una vez se puso malita, pero ya se ha recuperado.

Ahora, además de estar sana como una manzana, quiere ser libre:

  • de leerme o no
  • de publicar o no
  • de comentarme o no

Por eso, verás que algunas veces no aparece en la zona comentarios.

Y aunque a veces la echo de menos, prefiero que se así.

Esto me ha recordado la obra de un bululú que se titulaba El Traje de la Luna.

Sigue leyendo

4

La Lunita Malita

Las lunas también enferman.

Ratoner notaba que su musa, la lunita Qamar, se encontraba cada día peor.

– ¿Qué te pasa, Qamar? -le preguntó un día.

– No lo sé, Ratoner -le contesto-. He ido a visitar al doctor Júpiter y tampoco me encontró nada. Y eso que me tomó la temperatura y me hizo muchas pruebas.

Imagen de la Red

Siguieron charlando para ver si podían dar con el origen de su mal, pero fue en vano. Al acabar la charla, Ratoner se fue muy preocupado aunque no se atrevió a decirle a su lunita que estaba hasta perdiendo su precioso color azul.

Sigue leyendo