Éldelpan, el Cocinero del Árbol

Los árboles también necesitan un cocinero.

Este cuento viene de AQUÍ

Cuando Ratonet y Éldelbit, el informático, acabaron su profunda charla, Garrampas sugirió:

– ¿Me podéis hacer un álbum de fotos en la nube para mí?

– ¡Cómo no, Garrampas! -le respondió Éldelbit-. Pero lo vas a hacer tú misma.

La ratita se sentó en la silla de la mesa de los ordenadores y fue siguiendo paso a paso las instrucciones de su nuevo amigo informático. Solo le faltaba poner los primeros apartados y ella abrió: plantas, cocina y decoración.

– Hablando de cocina -interrumpió Éldelpan, el cocinero-, ya tengo preparada la comida.

Así que los cinco se dirigieron a la cocina que tenía el aspecto más acogedor de toda la cueva.

Imagen de la Red

– ¡Qué bonita! -exclamó Garrampas al entrar-; esto ya es otra cosa. Pero el frigorífico parece un poco pequeño.

– Es que apenas lo utilizamos -le respondió Éldelpan-. Tenemos al lado un huerto interior; cuando acabemos de comer, te lo enseño.

Comieron alegremente con una charla distendida sobre el bosque, evitando hablar de cualquier cuestión técnica. Y, al acabar la comida, pasaron al huerto interior. Al ver aquello, Garrampas recordó su pequeño jardín interior.

Había todo tipo de verduras y hortalizas; y también, plantas con digitalina. Pero lo que más llamó la atención de los visitantes fue una enorme raíz que recorría todo el techo del huerto. De ella, colgaban unas raicillas menores que estaban conectadas a unos tubos que acababan en una especie de laboratorio.

Éldelpan les comentó que también era el cocinero del árbol que estaba encima de la cueva. Cada día, analizaba las raíces y les suministraba los elementos necesarios para cada época del año con el fin de que el árbol estuviera sano y vigoroso.

Al fin y cabo, de la salud del árbol también dependía la seguridad de los ratelfos. (continuará)

Anuncios

5 comentarios en “Éldelpan, el Cocinero del Árbol

  1. ¡Aich me encanta!
    La cocina está preciosa. Cuca y recogida pero para qué más.
    Eldelpán… pensé que sería panadero 🙂 🙂 pero veo que lo hace todo. Es una manitas 🙂

    Un beso enorme.

    Me gusta

    • Querida Qamar

      Éldelpan le está preparando una sorpresa a Garrampas cuando vuelva a su casa. Está ordenando sus recetas en el ‘álbum’ que ha abierto la ratita en la ‘nube’.

      Ya verás lo contenta que se pondrá cuando llegue. Pero eso ya lo contaré otro día.

      Besitos

      Me gusta

  2. Realmente es una cocina muy bonita como afirma Garrampas… A ver si ese cocinero del árbol prepara una fiesta o una cena e invita a los habitantes de #IslaImaginada.

    Me gusta

      • Entiendo, que Éldelpan no pueda asistir ni invitar a ese tipo de fiestas por sus características peculiares de personaje.
        Y, espero impaciente la tertulia gastronómica…

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.